lunes, 11 de junio de 2018

Receta: Tortitas FÁCILES al estilo americano

En las pelis americanas podemos ver con frecuencia como preparan esas tortitas para el desayuno, mucho más gruesas que las crêpes francesas o las filloas gallegas que hago de vez en cuando para merendar.
Pero hasta hace poco no las había preparado en casa nunca.

Cuando el otro día me crucé con una receta titulada Good Old Fashioned Pancakes decidí que era el momento de darles una oportunidad.
Una receta casera (de la casa de alguien que vive a miles de kilómetros de aquí, pero ese dato es irrelevante, ¿no?) y que además no requiere ningún aparato sofisticado (bastan un vaso, un recipiente grande y una sartén) eran suficiente para animarme.


Estas tortitas no son especialmente dulces, supongo que porque están pensadas para añadirle sirope de arce o algún otro acompañamiento hiper-azucarado, pero a nosotros nos han gustado mucho así, tal cual salen de la sartén.
Jugosas y sin remordimientos.

PD: Al peque le han encantado.

jueves, 7 de junio de 2018

Receta: Brownie de chocolate (en microondas)

Soy una golosa terrible. Todo el que me conozca lo sabe bien.
Pero en el blog hay pocas recetas de dulces porque intento moderarme en la medida de lo posible. ¡En bastantes tentaciones caigo ya!

Pero el otro día se me antojó una golosina...
Para una persona da mucha pereza ponerse a cocinar y aún más para prepararse un dulce, que comer hay que comer pero esto es superfluo.
Así que decidí a tirar de microondas (ese aparato tan infrautilizado en mi casa) y prepararme una ración de brownie de chocolate.


La receta de este mug cake la vi en alguna web inglesa hace bastante tiempo.
En uno de los comentarios (no en la receta original) alguien escribía diciendo que le gustaba más hacerlo utilizando la misma proporción de todos los ingredientes.
La misma proporción.
Eso es lo más fácil de recordar que te puedes echar en cara.

Las cantidades originales probablemente eran mayores que las que yo indico, pero es porque yo lo preparo en un pequeño ramequín en lugar de utlizar una taza. Para mí es más que suficiente para calmar el antojo.
Si quieres hacerlo más grande simplemente aumenta el número de cucharadas de cada ingrediente y ajustar un poquito el tiempo.