jueves, 24 de mayo de 2018

Receta: Arroz pilaf integral con calabacín

Mis primeras experiencias con el arroz integral fueros desastrosas.
Recuerdo una cazuela cociendo eternamente, y aquel arroz seguía duro. Pero duro, duro. Que a nosotros no nos gusta demasiado hecho, pero es que estaba prácticamente crudo.

No creía que jamás volviese a entrar en mi casa, pero últimamente experimentando a añadir arroz a las legumbres cuando las hago en la CrockPot pensé que quizás esa lentitud a la hora de cocer haría que fuese más adecuado.
Puestos a experimentar decidí darle una nueva oportunidad en la cocina convencional también, y este es el resultado.


Si hace poco publicaba una receta de arroz pilaf con ajo, esta que traigo ahora además de utilizar un arroz distinto tiene la gracia de las verduritas picadas en trocitos mínimos.
Y cuando digo verduritas en realidad quiero decir calabacín y zanahoria, que es una combinación que me encanta y con la que creo que ya he publicado sopotocientas recetas.

Perfecto como primer plato, como cena ligera o incluso como guarnición.

Ingredientes (para 2)

  • 2 cacitos de arroz integral
  • 10 cacitos de caldo de verduras
  • 1/2 calabacín
  • 2 zanahorias
  • aceite, sal, pimienta, perejil
  • cúrcuma (opcional)

Preparación


Si planeamos con antelación el preparar este arroz, podemos ponerlo a remojo durante un par de horas antes de cocinarlo. Así la cocción será un pelín más rápida.
Si no, simplemente lo remojaremos y escurriremos varias veces hasta que el agua salga limpia.

Pelamos las zanahorias. Lavamos y despuntamos el calabacín.
Picamos todo muy muy finalmente.

Salteamos las verduras en una sartén con aceite de oliva. Si está picadita bien fina se harán en un periquete.
Retiramos y reservamos.

En la misma sartén (con un poquito más de aceite si fuese necesario) rehogamos el arroz bien escurrido.
Añadimos el caldo y salpimentamos al gusto. Yo he añadido un poco de cúrcuma, de ahí el color que se ve en la foto, pero es opcional.

Llevamos a ebullición y dejamos cocer entre 20 y 30 minutos más, dependiendo de si hemos remojado.
Después tapamos la sartén y apagamos el fuego, pero dejamos reposar 10 minutos más.

Podemos servirlo directamente o darle forma con algún molde (por ejemplo un vaso o tacita) ligeramente humedecido.
Espolvoreamos con perejil picado.

2 comentarios :

  1. No suelo utilizar arroz integral, precisamente porque he tenido experiencias poco gratas por él, pero se que debo darle otra oportunidad como has hecho tu porque es un producto sano al que deberíamos acostumbrarnos. Seguiré tus consejos de elaboración y seguro que tengo más éxito.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que no soy la única a la que se le ha complicado cocinar con arroz integral.
      Mal de muchos ¿epidemia? XD

      Eliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!