jueves, 8 de marzo de 2018

Receta: Calamares guisados con patatas (convencional o slow cooker)

Hoy es el Día Internacional de la Mujer.
Antes se le llamaba Día de la Mujer Trabajadora, pero como algún ceporro se pensaba que solo trabajaban las que salían de casa a cobrar un salario le acabaron cambiando el nombre para que sonase más inclusivo, o algo.
Como si las mujeres que se quedan en casa, haciéndose cargo de las tareas domésticas, del cuidado de los hijos, del cuidado de los mayores y enfermos, de todas las gestiones y pequeñas cosas del día a día, ¡como si esas mujeres no fuesen también unas Trabajadoras con mayúsculas!

Así que hoy muchas hacemos huelga.
Otras muchas no la hacen, no porque no lo merezca, sino porque justamente los que están más oprimidos son justamente los que menos pueden permitirse el quejarse. (Esto pasa en todas las huelgas, ¿verdad?)

Yo por mi parte no he acudido a realizar mi trabajo remunerado.
Y en lo doméstico he decidido dejar las tareas en manos de mi pareja, exceptuando la cocina porque casi dudo en si tomarlo como una obligación o como una devoción.



Así que aprovechando la coyuntura publico una receta que no haría casi nunca si no fuese porque se encarga el de limpiarme los calamares.
Y es que es una tarea que me da bastante asquito.

Vale, en general no es que me apasione eviscerar, ni creo que a nadie, pero lo de las sepias y los calamares me resulta especialmente desagradable.
Si tuviese que limpiarlos yo los compraría con muy poca frecuencia. Así que es algo que por norma general le toca hacer a mi pareja, que para estas cosas es un pinche de cocina estupendo.

En esta ocasión tenía él ya los calamares limpitos de buena mañana, y se me ocurrió dejar a la CrockPot preparando la comida mientras disfrutábamos del fin de semana en familia.
¡No podía ser más oportuno!
Llegamos justo a la hora de comer, y nuestro guiso de calamares se había hecho él solito mientras estábamos de paseo.

Ingredientes (para 2)

  • 500g calamares
  • 2 patatas
  • 1 zanahoria grande
  • 1 taza de guisantes congelados
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • caldo de pescado (o de verduras)
  • aceite, sal, pimienta


Preparación


Limpiamos concienzudamente los calamares, les quitamos la piel y cortamos el cuerpo en rodajas. Las patitas se pueden quedar como están.
Pelamos todas las verduras. Picamos la cebolla y laminamos el ajo, cortamos la zanahoria en rodajas y las patatas en trozos.

En una sartén con aceite sofreímos la cebolla y el ajo.
Añadimos la zanahoria y salteamos unos minutos, hasta que empiece a estar tierna.
Agregamos también los calamares troceados, que irán mermando de tamaño y cambiando de color al irse cocinando.
Salmpimentamos a nuestro gusto.

Si optamos por el método convencional, vertemos el caldo y llevamos a ebullición.
Agregamos los guisantes y dejamos cocer durante unos 30 minutos.
Si optamos por hacerlo en slow cooker, mezclamos todo (sofrito de calamares, un vaso de caldo y guisantes) y lo cocinamos en alta durante 3 horas.

En cualquier caso, estará más sabroso si lo dejamos reposar antes de servirlo.

1 comentario :

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!