lunes, 26 de marzo de 2018

Receta: Brécol con pollo al curry

Al brécol le queda muy bien el curry, son sabores que en mi opinión van muy bien juntos.

Así que no sé por qué he tardado tanto en añadirlo al pollo en salsa de curry que ya es un clásico en casa, porque es una receta muy fácil de hacer y que además recalienta muy bien (sí, a veces lo hago con antelación y luego lo pongo otro minutito al fuego ¡y listo para comer!)

Así que tenemos un plato con verduras y carne (a partes iguales) que si acompañamos con un poco de arroz se convierten en una comida completa y muy práctica de hacer.




Ingredientes (para 2)

  • 300g de brécol (fresco o congelado)
  • 300g de pechuga de pollo
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharada de harina (integral)
  • 1/2 vaso de caldo de pollo (o de verdura)
  • 1/2 vaso de nata (o leche)
  • 1 cucharada sopera curry
  • 1 pizca de pimentón dulce
  • aceite, sal, pimienta

Preparación


Limpiamos y troceamos la pechuga. A mí me gusta en trocitos de tamaño bocado, pero también podemos hacer filetitos, eso va al gusto.
Pelamos y picamos la cebolla batante fina.
Lavamos y troceamos el brécol.

Cocemos el brécol con suficiente agua durante un tiempo breve (unos 5 minutos) para que no nos quede demasiado blando, pues luego se va a cocinar un poco más. Si tienes un estuche de silicona para el microondas, en un par de minutos también se hace.
Escurrimos y reservamos.

En una sartén con un poco de aceite pasamos la pechuga hasta que esté hecha por fuera. Retiramos y reservamos.

En la misma sartén (añadiendo un poco más de aceite si fuera necesario) sofreímos la cebolla. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos el curry, el pimentón y la harina, mezclando bien. A mí me gusta usar harina integral, pero también puedes utilizar harina blanca si lo prefieres.
Dejamos que se cocine un minutillo a fuego lento y añadimos el caldo de verduras, removiendo bien. Cuando la mezcla sea homogénea podemos añadir la nata (o leche) y seguimos removiendo. Si nos ha quedado espesa añadimos más leche, al gusto del consumidor.

Cocinamos durante unos minutos, hasta que tenga una textura cremosa y no tenga ningún sabor a harina.
Salpimentamos al gusto y añadimos los trozos de pechuga y el brécol, que dejamos terminar de hacerse en la salsa durante 5 minutos más. Servimos acompañado de ensalada o de arroz cocido.

2 comentarios :

  1. Una combinación de ingredientes muy acertada que da como resultado un plato sabroso y muy rico.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, muchas gracias por tu amable comentario :)

      Eliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!