jueves, 22 de junio de 2017

Receta: Té frío (por maceración)

Con este calorazo, que bien sienta tener una bebida fresquita esperándote al llegar a casa.
Así que mi consumo de té se dispara. Claro, es que en mi nevera hay siempre una jarra de esta bebida fría esperándome.



Hace unos años me compré esta jarra con infusor, que padece el mismo mal que mis pantalones cortos: se pasa meses y meses olvidada en un altillo de un armario.
Pero cuando llega el calor me acuerdo de unos y de otros, y nos hacemos inseparables de nuevo... por una temporada.

Y es que la uso solo para una cosa: para hacer té frío.
En invierno me preparo solo una taza de té, no tiene sentido usar una jarra de un litro, pero ahora en verano me resulta mucho más cómodo dejar preparada bastante cantidad macerando toda la noche.

Sí, he dicho macerando. Porque el agua de esta infusión no llego a calentarla en ningún momento.
Nada de hervir agua, para luego esperar a que se enfríe o aguar la infusión a base de hielos, ni complicarse haciendo hielos de té y yo qué sé cuantos inventos.
Con agua fría y tiempo se prepara una infusión igualmente deliciosa... pero más fresquita.

Ingredientes

  • agua
  • té (u otra infusión) en hojas
  • edulcorante (opcional)

Sencillo no, lo siguiente.
Mezclamos el té con agua del tiempo y lo dejamos reposar en la nevera durante unas cuantas horas. Puedes prepararlo a la noche y lo tendrás listo al día siguiente.
La proporción va a gusto del consumidor, yo utilizo dos cucharadas soperas de té por cada litro de agua.

Si vas a tardar en consumirlo puedes retirar las hojas de té. Por eso es práctico tener una jarra con infusor, que te permite retirarlo cómodamente y limpiarlo, sin tener que trasvasar el té.

Por supuesto puedes endulzar tu té o infusión, tanto en el agua antes de prepararlo o bien después al servirlo en la taza.
Pero has de tener en cuenta que el azúcar se disuelve mal en agua fría. Si quieres puedes disolverlo en un poco de agua caliente y añadirlo, o sustituirlo por algún edulcorante líquido.

2 comentarios :

  1. Es verdad que el te fresco es una bebida muy apetecible en verano, ¡parece que entra solo!. A mi me cuesta beber infusiones, tienen que estar muy ricas para que me apetezcan, soy bebedora de agua 100% :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seamos honestos, no hay nada tan refrescante como el agua :)
      Pero una servidora no es persona de café, soy aficionada al té. Me gusta probar variedades y formas de prepararlo. Ahora en verano frío, durante el invierno a veces lo hago en leche, etc.

      Eliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!