domingo, 19 de octubre de 2014

Receta: Bacalao gratinado con huevos

Hace poco más de un mes que nos mudamos. Cosas del trabajo, ya se sabe, algunos siempre andamos de aquí para allá.
De hecho yo tardé muy poquito, apenas tres días de nada, en tener que mudarme otra vez a otra zona distinta. Afortunadamente estoy muy cerquita de mi parte contratante y podemos hacer vida de pareja todos los fines de semana :)
La familia, eso sí, ¡está muy lejos!



Las rutinas además cambian. Por fuerza.
Eso de irnos de vez en cuando un fin de semana a Portugal a comer ya es inviable. ¡Con lo que nos gusta ir a por un buen plato de bacalhau!

Menos mal que tengo todavía unas cuantas recetas que de allí me traje, y de hecho alguna todavía no me había animado a prepararla hasta ahora mismo, así que aprovecho para compartirla y darle un poquito de vidilla al blog.


Ingredientes

  • 400g bacalao
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate maduro (o salsa de tomate)
  • 2 patatas
  • 2 huevos
  • 300ml bechamel
  • aceite, sal, pimient, perejil

Si hemos comprado el bacalo salado, deberemos desalarlo previamente. A mí personalmente me gusta más, pero podemos utilizarlo fresco igualmente.

Lo cocemos unos 10 minutos, siempre a un fuego bajo para que el hervor no sea excesivo (así quedará más jugosito) y luego lo dejamos atemperarse dentro del agua de cocción.

Mientras tanto pelamos las patatas, las cortamos en rodajas y las cocemos.
También cocemos los huevos, que luego pelaremos y también cortaremos en rodajas.

Prepararemos la bechamel con una cucharada sopera de mentequilla, otra de harina y 300ml de leche. Sí, quedará bastante floja, así será más sencillo que cubra bien nuestro plato.

Pelamos la cebolla y los dientes de ajo, y los rehogamos una sartén con aceite.
Pelamos el tomate y retiraremos las semillas, lo troceamos y lo añadimos a la sartén. Dejamos que se cocine todo junto hasta que el tomate se haya desecho por completo.

Escurrimos el bacalao, retiramos la piel y las espinas que encontremos, lo troceamos y lo añadimos a la sartén junto con las patatas.
Salpimentamos, añadimos perejil al gusto y removemos bien.
Transferimos la mezcla a una fuente para horno, la cubrimos primero con las rodajas de huevo cocido y luego con la bechamel.

Horneamos a unos 200ºC durante unos 10-15 minutos, hasta que la bechamel se vea gratinada.
Servimos inmediatamene,

1 comentario :

  1. Laura sabes una cosita que ese gratinado de bacalao con esos huevos debe ser una maravilla de delicia. Besos

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!