lunes, 16 de diciembre de 2013

Receta: Rissoles (de patata y ternera)

Pobrecito blog, que lo tengo de lo más abandonado.
Pero es por una buena causa, y es que ¡finalmente tengo trabajo! Una sustitución que parece que se va a alargar varios meses, así que estoy de lo más contenta.

Y, claro, entre adaptarse de nuevo a la vieja rutina de trabajar, ponerse al día con mil tareas pendientes (¡áun estoy en ello!) y la dichosa mudaza (que mira que es odiosa) no queda mucho tiempo para entretenimientso como publicar recetas.
¿Qué digo de publicarlas? Si casi casi ni he cocinado en estas últimas dos semanas. 

Así que a partir de ahora las publicaciones se espaciarán más, y como tengo menos tiempo además es previsible que sea una temporada de recetas más sencillas y rápidas, de esas que podemos hacer cuando no hay ni tiempo ni paciencia para meterse en la cocina.


Los rissoles se preparan en muchos países diferentes y de modos también bastante distintos.
Yo los he hecho de carne de ternera porque así era la propuesta de mi libro de recetas británicas, pero podria haberlos hecho con cualquier otra carne, o de pescado, o de verduras.

En realidad esta es una fantástica receta de aprovechamiento, para darle uso a esos restos que nos han quedado tras preparar algún otro plato, pero dándoles una forma de croqueta hamburguesoide que le da un aspecto totalmente diferente y tienta a probarlas.


Ingredientes (para 2)

  • 350g patatas
  • 200g carne ternera picada (o restos de carne)
  • 1/2 cebolla
  • sal, pimienta
  • perejil, menta, cebollino
  • harina, huevo, pan rallado

Preparación


Pelamos y troceamos las patatas para cocerlas en una cazuela con agua ligeramente salada durante unos 20 minutos, hasta que estén blandas.

Pelamos y picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con un poco aceite hasta que esté tierna.
Si hemos comprado carne picada, la agregamos a la sartén y dejamos que se cocine con la cebolla hasta que esté hecha a nuestro gusto.
Si son restos ya cocinados, los picamos lo mas finalmente posible y los mezclamos con la cebolla ya fuera del fuego.

Escurrimos las patatas y las machacamos con un tenedor hasta hacer un puré. Pueden quedarnos trocitos de patata pequeños, no es problema.
Picamos las hierbas frescas y las mezclamos con la carne y el puré hasta obtener una masa bastante homogénea.

Lo mejor es esperar a que la masa enfríe un poco, ya que será más fácil de manejar, pero si no tenemos tiempo procuraremos ser cuidadosos.
La repartimos en 4 porciones iguales, y a cada una de ellas le damos una forma similar a la de una hamburguesa.
La pasamos por harina, luego por huevo batido y finalmente por pan rallado. Freímos por ambos lados en abundante aceite caliente.

Escurrimos el exceso de aceite y servimos.


Visto en | The best of traditional British cooking | C. Trotter, A. Yates & G. Campbell

1 comentario :

  1. Me parecen más bien unas hamburguesas con patata, pero el nombre da lo mismo, lo importante es lo ricos que deben estar y lo que les van a gustar a mis hijos, que a fín de cuentas son mis primeros catadores y los que dan el visto bueno a las recetas. Tienen un aspecto inmejorable.
    Bss

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!