lunes, 28 de octubre de 2013

Receta: Tallarines con salsa de limón y menta

Somos tan salseros que cuando intento hacer una receta nueva que lleva salsa suelo rectificar las proporciones.
Porque hay un montón de recetas por ahí circulando que dicen ser con salsa pero luego resulta que solo llevan un chorrito mínimo para decorar. Y eso no es un plato con salsa, señores, ¡que nos crean falsas esperanzas!

El caso es que la primera vez que hice este plato me pasé. Pero me pasé de lo lindo, de esto que casi acabamos nadando en la dichosa salsita.
Pero la he enmendado y finalmente está a mi gusto: con la suficiente salsa como para impregnar toda la pasta pero sin que flote en ella.


Esta salsa en concreto resulta ligerita y refrescante, gracias al sabor no demasiado intenso a limón y el toque de menta, a la vez que es muy nutritiva gracias a los huevos, los lácteos y el caldo de verduras.

Un buen motivo para participar con esta receta en el Concurso “Recetas sanas, ligeras y equilibradas” para celebrar el 30 Aniversario del Hospital General Universitario de Elda.


Ingredientes (para 4)

  • tallarines al huevo
  • 1 limón
  • 6 hojas menta fresca
  • 2 cucharadas soperas harina
  • 250ml leche
  • 250ml caldo verduras (o agua)
  • 2 yemas huevo
  • 125ml nata
  • aceite, sal, pimienta

Preparación


Siempre preparo pasta fresca casera al huevo, porque puedo organizar mis horarios y no me supone ningún problema.
Para quien no pueda contar con el tiempo extra, basta con utilizar tallarines frescos comprados o tallarines secos, lo que más nos convenga.

Lavamos el limón con agua caliente, rallamos su piel y lo exprimimos.
Limpiamos también las hojas de menta y las picamos muy finamente.

Calentamos un poquitín de aceite en una sartén y freímos la menta durante un minutito.
Agregamos la harina, removiendo bien mientras se rehoga.
Vertemos el zumo de limón y también la ralladura de su piel, sin dejar de remover.
Finalmente añadimos la leche y el caldo, preferiblemente tibios, y dejamos cocer durante unos 10 minutos. Siempre teniendo cuidado de remover de vez en cuando para que no se nos pegue.

Mientras tanto aprovechamos para cocer nuestra pasta.

Finalmente batimos las yemas de huevo con la nata y las incorporamos a la salsa caliente.
La retiramos del fuego y salpimentamos a nuestros gusto.
Vertemos sobre los tallarines en el momento de servir.


Inspirado en una receta de | Cocina rápida | NGV

2 comentarios :

  1. Pues tiene muy buena pinta y se ve en la justa proporción para que quede bien impregnada la pasta, sin resultar caldosa, me gusta!!!

    ResponderEliminar
  2. A veces menos es más y creo que en esta ocasión lleva la salsa justa. Por cierto es una salsa que be resultar muy rica y que con la pasta debe combinar estupendamente.
    Muchas gracias por tu contribución a nuestro concurso.

    Besotes,

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!