viernes, 6 de septiembre de 2013

Receta: Solomillo en salsa de naranja

¡Qué ricas quedan las frutas acompañando a la carne!

Ya había probado a hacer magret de pato con salsa de naranja, pero me parece que es la primera vez que utilizo esta fruta para acompañar carne de cerdo.


La receta original era con lomo de cerdo, pero como personalmente me encanta la jugosidad del solomillo pues hice ese pequeño cambio.

Son dos piezas muy fácilmente intercambiables en multitud de recetas, sobre todo dependiendo del presupuesto que manejemos, porque sí es cierto que el lomo es mucho más económico.

Como yo cocino solo para dos, de vez en cuando me puedo dar el capricho y optar por las carnes más caras, pero imagino que si tuviese que servir a media docena de bocas hambrientas lo haría con muchísima menos frecuencia.



¡Imprescindible un poco de pan para mojar en la salsita!


Ingredientes (para 2)

  • 1 solomillo de cerdo
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 4 naranjas de zumo
  • 1 cucharada maicena (opcional)
  • sal, pimienta, perejil

Preparación


Para esta receta podemos utilizar solomillo o lomo de cerdo, dependiendo de si nos gusta más jugoso o más durito.
Yo he preferido solomillo, pero va en gustos.

Pelamos y picamos la cebolla y el ajo.
Limpiamos la carne y salpimentamos a nuestro gusto.

En una cazuela suficientemente amplia para nuestro trozo de carne calentamos un buen chorro de aceite.
Pasamos el solomillo a fuego fuerte hasta que cambie de color por fuera, por todos los lados, pero sin que llegue a cocinarse por completo.
Lo retiramos y reservamos para luego.

Bajamos el fuego y echamos la cebolla y el ajo picados en la misma cazuela.
Dejamos que se vayan pochando a fuego lento, y mientras aprovechamos para exprimir las naranjas y picar perejil fresco.

Cuando la cebolla esté bien tierna, volvemos a introducir la carne en la cazuela, cubrimos con el zumo y añadimos un pellizco generoso de perejil.
Tapamos la cazuela y dejamos cocer a fuego muy lento durante tres cuartos de hora.
A mitad de la cocción, destapamos y le damos la vuelta al solomillo para asegurarnos de que se hace por igual.

Transcurrido el tiempo total, quitamos la carne carne y la dejamos reposando mientras terminamos de preparar la salsa.
Retiramos la cazuela del fuego y pasamos su contenido por el chino (o batidora eléctrica si lo queremos más fino).
Si no está lo suficientemente espesa, mezclamos la maicena con un poquito de agua y lo añadimos.
Vertemos la salsa nuevamente en la cazuela, rectificamos de sal y darmos un hervorcito para que espese.

Fileteamos el solomillo y servimos cubierto de la salsa bien calentita.


Fuente | Juego de sabores

5 comentarios :

  1. Muy rico este solomillo. Nos apuntamos la receta y la haremos en casa que tiene una pinta deliciosa. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Se ve muy rico y me gusta la combinación :)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Esta salsita es un puntazo, qué buena se ve,qué maravilla!!! Pienso que hoy nos presentas un manjar irresistible guapa!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo prefiero el solomillo al lomo pero estoy de acuerdo contigo en que la cuestión económica marca lo que compramos, lamentablemente porque no creo que sea la única.

    Y si, casa muy bien esta carne con la naranja. Yo tengo una receta parecida que siempre que la hago es un éxito. Es una combinación ganadora, sin duda.

    Bss

    ResponderEliminar
  5. He descubierto tu blog , me ha llamado la atención el nombre, será porque yo también soy glotona, jejeje y me está encantando.
    Ya me he hecho seguidora tuya,sigo un ratín más por aqui, besitosssssssss de:
    COCINA SIN PROBLEMAS

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!