viernes, 13 de septiembre de 2013

Receta: Risotto de calabacín y zanahoria

El flan de calabacín y zanahoria es ya una de nuestras cenas clásicas.
Porque es una forma muy apetecible de comer algo más de verdura, y resulta ligerito a pesar de ser una comida muy completa. Y, sobre todo, porque está muy rico.

Como tengo un par de calabacines enormes a los que dar salida pensé que podía hacer algo distinto pero utilizando esos mismos dos ingredientes, ya que es una combinación que tanto me gusta.
Y opté por un risotto.

Es la primera vez que preparo uno de estos platos de arroz típicamente italianos, y aunque resulta laborioso la verdad es que queda la mar de rico, así que seguro que no será la última.


¡Ah! Y también hay una novedad en el blog.

He creado una nueva sección para poder navegar por las distintas categorías de recetas publicadas, que podeis ver en el menú superior.
Es que a veces me cuesta encontrar lo que busco y pensé que si el blog sigue creciendo a este ritmo sería más cómodo y sencillo tener alguna clase de organización por categorías.
¡Espero que os parezca práctico!


Ingredientes (para 2)

  • 1/2 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes ajo
  • 1 taza arroz
  • 50ml vino blanco
  • 750ml caldo verduras (o agua)
  • sal, albahaca, perejil
  • 1 cucharada sopera mantequilla
  • 80g queso parmesano (u otro curado)
  • aceite oliva


Preparación


Es importante que el caldo (o agua) que utilizaremos en esta receta esté caliente, así que tendremos la precaución de calentarlo antes de comenzar.

Empezaremos lavando y secando el calabacín, ya que lo usaremos con piel, y troceándolo.
También pelamos y troceamos las zanahorias.
Calentamos aceite en una sartén y los cocinamos hasta que empiecen a dorarse.
Retiramos del fuego y reservamos.

Mientras eso se prepara, vamos pelando y picando la cebolla y el ajo lo más finamente posible.
Los pochamos a fuego lento en una cazuela amplia con un poco de aceite.

Cuando la cebolla esté tierna agregamos el arroz.
Removemos y dejamos que se rehoge un par de minutos, hasta que esté transparente y bien impregnado de aceite.

Agregamos el vino y dejamos que se evapore.
Luego añadimos un cucharón de caldo o agua, la sal necesaria (dependiendo del caldo utilizado) y perejil y albahaca picados.
Removemos constantemente hasta que se haya absorbido el líquido.

Seguimos agregando caldo, medio cucharón de cada vez, y dejamos que el arroz lo absorba antes de añadir el siguiente, sin dejar que llegue a secarse.
Todo esto sin dejar de remover.
Nos llevará casi media hora, pero al final el risotto habrá adquirido una consistencia cremosa.

Agregamos el sofrito de calabacín, con el jugo que haya soltado, la mantequilla y el queso parmesano rallado.
Removemos para ligar bien y servimos bien calentito.


Inspirado en | Platos con arroz | Parragon

3 comentarios :

  1. Consuelo tiene ganas de preparar un risotto. Este con calabacín (me encanta el calabacín en tooodo) y zanahoria tiene una pinta deliciosa.
    Tenemos que probarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. vaya pinta tan cremosa y rica! te ha quedado buenisimo! besitos

    ResponderEliminar
  3. un risotto impresionante, y además el calabacín nos chifla qué rico!!

    anotamos la receta,

    besos

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!