domingo, 29 de septiembre de 2013

Receta: Caldo de jamón

A uno que yo me sé le gusta mucho el jamón, pero mucho mucho mucho.¡Debe ser amor!

Así que desde hace un par de años compramos un jamón entero para casa.

Que parece un desembolso muy grande, porque es bastante dinerillo así de golpe, pero yo creo que si te pones a hacer cuentas no sale tan caro: al final te da para un montón de entrantes, picoteos variados y meriendas apetecibles con solo añadirle un poco de pan casero y un chorrito de aceite.
¡Y eso que te ahorras en comprar fiambres cutres y embutidos envasados!


Puestos a aprovechar, podemos buscarle un buen uso hasta al hueso, que nos vale para hacer un buen caldo casero a fuego lento.

Como yo le tengo bastante manía a los caldos esos de pastilla, la verdad es que me va a venir de perlas.
Mañana mismo publico la primera receta preparada con este caldito rico, rico y de jamoncito.




Preparación


Para elaborar este caldo solo necesitamos un hueso de jamón troceado y agua, mucha agua.
El proceso es lento pero muy muy sencillo.

Empezaremos por limpiar el jamón con un cuchillo, eliminando los trozos blancos o amarillentos que podrían darle un sabor rancio al caldo.

Mientras tanto, calentamos agua en una cazuela.
Cuando rompa a hervir, introducimos el hueso y lo dejamos expulsando impurezas durante unos segundos.
Tiramos el agua, ponemos a calentar la misma cantidad de nuevo y repetimos el proceso.
Esto es lo que se llama blanquear el hueso.

Cuando hayamos terminado, ponemos los huesos en una cazuela amplia llena de agua, sin calentarla previamente.
Llevamos a ebullición y después reducimos el fuego al mínimo dejando cocer aproximadamente durante dos horas.

Apagamos el fuego, desespumamos y dejamos reposar hasta el día siguiente.

Tras ese reposo, retiramos la grasa que se ha solidificado en la superficie y colamos el caldo.

Para conservarlo durante mucho tiempo, podemos congelarlo.
Las cubiteras pueden ser muy cómodas en este caso, pues nos permiten hacer cubitos de caldo de modo que dependiendo de lo que necesitemos en cada ocasión solo descongelaremos lo imprescindible.


Visto en | Gastronomía & Cía.

1 comentario :

  1. Que mejor manera de aprovechar los huesos del jamón serrano que para hacerse un caldito. En las fechas en las que estamos es lo que mas apetece. Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!