jueves, 1 de agosto de 2013

Cerrado por vacaciones

Cuando una no tiene un empleo remunerado, el término vacaciones suena un poquitín extraño.

Porque por un lado una tiene un montón de tiempo libre, como si estuviese de vacaciones todos los días.
Pero no es eso.
Porque al final tienes tus tareas, tus cosas que hacer, así que aunque no sea lo mismo que tener que trabajar y encargarte de la casa al mismo tiempo, siempre consigues estar liadilla.

Por otro lado no hay mucha diferencia entre los períodos vacacionales y el resto del año, como si no tuviese vacaciones nunca.
Pero tampoco es eso.
Porque cuando la gente que está a tu alrededor se relaja y desconecta, tú te puedes dejar llevar por la corriente y relajarte y desconectar también.

Así que mis vacaciones son un qué-sé-yo.
Pero en cualquier caso ya estoy mucho menos cocinillas, y definitivamente con muchas menos ganas de hacer fotos y de redactar recetas.
Así que del blog sí que me tomo un descanso.

En septiembre, eso sí, con la vuelta a la rutina volveré también a ponerme el delantal y a probar nuevos platos.
¡Hasta entonces!

5 comentarios :

  1. Que disfrutes de esas vacaciones "qué-sé-yo"; aquí estaremos esperándote.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que disfrutes de tus vacaciones :)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Que pases unas felices vacaciones descansando o haciendo "qué-sé-yo", me quedo por aquí un ratito.
    Hasta pronto :-*
    Galeteria

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!