domingo, 5 de mayo de 2013

Receta: Focaccia de romero con tomatitos

La focaccia es un sabroso pan italiano que se parece bastante a la pizza, y no me refiero tan solo al aspecto ya que en realidad se trata de masas bastante parecidas.
Vamos, que casi podemos decir que es como una pizza pero sin la clásica cobertura de tomate y mozzarella.


Como tengo unas ramitas de romero fresco, pensé que era una gran opción para un pan hacer un pan un poco distinto, porque a veces me parece que solo hago pan rústico.
La receta pedía además tomates secos, pero a falta de otros mejores utilicé tomatitos y creo que le quedaron la mar de bien. Vamos, me los comí hasta yo, y eso que no me gusta el tomate.

Por cierto, ¿habéis visto que salgo en la publicidad de mayo de Bocados divinos?
¡Muchas gracias, Beatriz, por hacer un huequito a mi pequeño blog! :D



Ingredientes

  • 4 tazas harina de fuerza
  • 1 cucharada sal
  • 12g levadura freca
  • 2 ramas romero fresco
  • aceite de oliva
  • 1 taza agua tibia
  • 3 tomatitos (tipo cherry)
  • sal gruesa


Preparación


Tamizamos la harina y la sal en un cuenco.
Picamos las hojitas de una rama de romero muy finamente y lo añadimos al cuenco.

Calentamos ligeramente el agua hasta que esté templada. Es importante no calentarla demasiado.
Mezclamos la levadura con ella, removiendo hasta que se deshaga por completo.

Hacemos un hueco en el centro en el vertemos el agua con levadura y 4 cucharadas soperas de aceite, mezclando muy ligeramente.
Volcamos sobre una superficie enharinada y amasamos durante 2 minutos.
Esta masa es bastante húmeda, así que es importante no pasanos con la harina.

Engrasamos un cuenco con aceite.
Hacemos una bola con la masa y la introducimos en el cuenco.

La tapamos con un paño húmo y la dejamos leudar en un sitio cálido hasta que doble su volumen, lo que puede llevar 1 o 2 horas.
Si hace frío o simplemente tenemos prisa, podemos optar por una técnica rápida: tapamos el cuenco con un poco de film plástico engrasado (en lugar del paño) y lo calentamos en el microondas durante 10 segundos a temperatura máxima. Dejamos reposar 15 minutos sin destapar.

Volcamos la masa nuevamente sobre la superficie enharinada, la apretamos con el puño y la trabajamos durante 1 minuto.
La transferimos a una bandeja para horno y la presionamos con las manos hasta que quede una masa gruesa pero uniforme.
Tapamos nuevamente con un paño húmedo y dejamos leudar 1 hora más.

Precalentamos el horno a 240ºC mientras terminamos de prepararla.

En una tacita, batimos dos cucharadas soperas de aceite con una cucharadita de agua. Nos humedecemos los dedos con esa mezcla y presionamos la masa con ellos para formar hoyuelos en toda la superficie.
Sazonamos con un poquitín de sal gruesa. Es mejor quedarse corto que pasarse, porque nos puede quedar un pan demasiado salado.
Lavamos los tomatitos y los cortamos en cuatro láminas cada uno. Los colocamos en algunos de los hoyelos que hicimos antes.
Regamos con lo que nos quede de la mezcla de aceite, y repartimos las hojitas de la otra rama de romero por encima.

Bajamos la temperatura del horno a 220ºC y horneamos durante 20 minutos, hasta que se dore.

La focaccia se sirve templada.
Si queremos prepararla con antelación, podemos calentar el horno a baja temperatura un rato antes de servirla e introducirla en él ya apagado.


Fuente | Pan recién hecho | Love food

1 comentario :

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!