lunes, 29 de abril de 2013

Receta: Croquetas de bacalao


Estaba preparando otra receta típica portuguesa con bacalao cuando me di cuenta de que la cantidad de pescado que había comprado era un pelín demasiada.
No tanta como para hacer otro plato en algún día posterior, pero suficiente como para convertirse en un exceso.

¿Y qué se hace cuando hay sobras? Pues croquetas, claro.


Aproveché para cocer el bacalao todo junto, así que no me dió ningún trabajo, y me puse a preparar esta curiosa receta lusa que todavía no había probado.
Se trata de unas sabrosas croquetas con mucho sabor a bacalao y cebolla que no llevan bechamel.

Y la verdad es que triunfaron.
Creo que la próxima vez volveré a comprar bacalao de más... adrede.


Ingredientes (para 2)

  • 200g bacalao cocido
  • 300g patatas
  • 1/2 cebolla
  • 1 huevo
  • perejil
  • pan rallado
  • aceite


Preparación


Por un lado, pelamos y troceamos las patatas, que pondremos a cocer en una cazuela con agua.
Por otro, pelamos y picamos finamente la cebolla, que pocharemos en una sartén con aceite a fuego lento.

Mientras ambas se cocinan, vamos troceando el bacalao en pedacitos lo más pequeños posible.
Si no tuviésemos el bacalao ya cocido, seguimos las instrucciones que hay en cualquiera de las recetas que he preparado con este pescado, por ejemplo la de bacalhau espiritual.
También picamos una ramita de perejil fresco.

Cuando las patatas estén blanditas, las escurrimos y las hacemos puré.
Para el puré de patata prefiero utilizar el tenedor ya que la textura es más lograda, pero en este caso en particular podemos utilizar una batidora si lo deseamos.
Agregamos el huevo y removemos hasta obtener una pasta homogénea.
Añadimos el perejil picado, la cebolla pochada, el bacalao troceado y una cucharada sopera de pan rallado, y removemos hasta que todo se integre.
Si fuese necesario, añadiríamos más pan rallado hasta que la masa fuese algo consistente, pero es mejor no excederse.

Vamos tomando porciones de esa masa, dándole forma de croqueta, y las pasamos por pan rallado.
Si no son para consumir en el momento, podemos congelarlas llegados a este punto y freírlas (sin descongelar previamente) cuando deseemos consumirlas.

Las croquetas siempre han de freírse en abundante aceite bien caliente.
Escurrimos sobre papel absorvente y servimos de inmediato.


Fuente | Receitas práticas e temáticas #28

4 comentarios :

  1. Jamás me han quedado bien las croquetas, pero esta receta me hace pensar en una oportunidad mas.... sera que me animo? Las tuyas tienen una pinta estupenda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, termino de conocerte me ha gustado mucho tu blog, tus recetas son deliciosas, estas croquetas de bacalao, me traen muchos recuerdos ¡que ricas!, Un beso

    ResponderEliminar
  3. ñam ñam ... qué ricas!!!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Laura, muchas gracias por facilitarme tu receta, porque gustándome como me gusta el bacalao, y gustándome como me gustan las croquetas, te puedes imaginar lo que pienso sobre estas croquetas. Salvo la cebolla pochadita, lo demás, casi igual a las mías. Una propuesta más a tener en cuenta. ¡Gracias! :)

    Besos.

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!