lunes, 4 de marzo de 2013

Primer aniversario del blog

Tal día como hoy, hace un año, empezaba su andadura este pequeño blog.
Ha cambiado mucho desde sus inicios, tanto en el fondo como en la forma, pero estoy orgullosa de que haya resistido los cambios adaptándose a ellos y no simplemente desapareciendo como un proyecto fallido.

Y es que, aunque pueda costar un poco constatarlo por su aspecto actual, lo que leéis en este momento empezó siendo un blog de dieta.
Claro que nunca llevé a cabo el clásico régimen de adelgazamiento, de esos de comer todo light y cenar poco más que una ensaladita, sino un intento de regularizar un poco más mi dieta, en aquella época un tanto desordernada, y este sencillo diario de vicisitudes pretendía ser una sencilla herramienta para que la constancia no flaquease.

Puedo decir que ese primer objetivo ya esta más que superado.
Me mantengo en mis trece, en mi idea de que tengo que cuidarme, de que es importante una alimentación más saludable, equilibrada, natural. Pero eso ya no me supone un esfuerzo, hoy en día me planteó el menú semanal con previsión y procuro hacer las comidas de una forma más organizada.
No he renunciado a nada, aunque ahora me lo plantee de modo distinto, sigue habiendo unas galletas golosas para acompañar el café o un postre excesivo de vez en cuando. Incluso algunas chucherías.

Aunque la báscula dice que he adelgazado solo tres kilos y medio, la verdad es que me encuentro bastante más ágil, y el hecho de tener que hacer algún agujerito adicional al cinturón me hace pensar que efectivamente he podido perder un volumen relevante.
La verdad es que me conformaría con perder otro tanto en el próximo año :)

Pero, entre tanto, el blog ha ido mutando.
Lo que al principio era una colección de diatribas se fue salpicando de una receta aquí y una receta allá, cosillas que quería compartir o anotar.
Al quedarme sin trabajo y encontrarme con un montón de tiempo libre en mis manos me decidí a empezar a probar distintos platos de muy diversa índole, procurando tener una buena comida casera siempre que fuese posible.
Hoy en día hago mi propio pan, desayunamos diariamente mis magdalenas e incluso ya me atrevo a elaborar pasta fresca.

Las primeras recetas que publiqué no tenían ni foto; en aquel momento me parecía irrelevante.
Luego pasé a tomar una instantánea con el móvil, que sin ser gran cosa al menos hacía constar una imagen, y hoy las hago con la cámara de mi pareja, aunque sigo sin complicarme en composiciones artísiticas como las que se ven en los blog más bonitos. De ahi las diferentes calidades que pueden verse.
Quizás es una de las cosas que hoy en día me apetecería retocar del blog; añadir fotos a aquellas recetas que no las tienen y mejorar las de aquellas que tienen un aspecto realmente malo.

Por el resto estoy bastante contenta con el aspecto estético del blog.
El estilo es muy sencillo pero lo hice de acuerdo con lo que yo quiero de esta humilde bitácora.
El índice de recetas y la lista de últimas recetas las hice yo misma, de tal modo que solo muestran recetas (pues asumo que esas son las entradas que uno puede querer buscar a posteriori, entradas como esta misma generalmente solo tienen interés en el momento en que son escritas).

Y así ha transcurrido mi primer año bloguero.
Empieza hoy el segundo, con la confianza puesta en que sea al menos igual de interesante.
Por ahora, me voy a la compra, que tengo mucho que cocinar xD

3 comentarios :

  1. Felicidades por el aniversario! :) me alegra que haya dado tanto fruto ^^

    Besos
    Bea de Bocados Divinos

    ResponderEliminar
  2. felicidades con retraso Laura, sigo visitando tu blog y haciendo algunas recetas que me han dejado alucinada, por ejemplo los bombones de chocolate y es que son mi perdición, muaks wapisima

    ResponderEliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!