sábado, 17 de noviembre de 2012

Receta: Bacalhau espiritual

Recipe: Spiritual cod


¿Bacalao espiritual?
¡Hay nombres que no pueden menos que llamar la atención!


El bacalao, ese pescado en el que son especialistas nuestros vecinos lusos, no podía menos que tener un hueco entre sus recetas de Cuaresma, en la que la abstinencia carnal era tradicionalmente inexcusable.
Y de ahí su simpático nombre.

Pero una vez servido, es un plato muy poco etéreo. De hecho resulta bastante contundente.

Y, además, no hay motivo para esperar a Semana Santa.
¡Con lo bien que entra un plato calentito con estos fríos otoño-invernales!


Ingredientes

  • 300g bacalao seco
  • 150g miga de pan
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria grande
  • aceite, mantequilla
  • leche, queso rallado
  • sal, pimienta, nuez moscada, perejil

Ingredients

  • 300g salt cod
  • 150g bread crumb
  • 1/2 onion
  • 2 cloves garlic
  • 1 large carrot
  • oil, butter
  • milk, grated cheese
  • salt, pepper, nutmeg, parsley

Preparación


Las recetas portuguesas se prepaparan habitualmente con bacalao salado, que requiere ser desalado previamente así que hay que plantearse este tipo de platos con suficiente antelación.
Para eso lo introducimos en un recipiente con agua fría, que cambiaremos un par de veces a lo largo del proceso, y lo guardamos en el frigorífico.
El tiempo de desalado depende del tamaño de los trozos de bacalao. Si son lomos gruesos puede necesitar hasta 24 horas, pero para las recetas como esta que requieren trocear el bacalao muy menudo podemos utilizar trozos más pequeños (que además son normalmente más baratos) y se desalan en unas 8 horas. Tamaños intermedios requieren tiempos intermedios.

Para prepararlo, lo escurrimos y lo ponemos en una cazuela, llenándola de agua justo hasta el punto en el que cubra al pescado. Tapamos y calentamos a fuego medio.
Cuando empiece a hervir, reducimos el fuego para asegurarnos de que el hervor es siempre muy ligero, ya que de lo contrario se nos secará y puede incluso tomar un color oscuro.
Cocemos durante 10 minutos y retiramos la cazuela el fuego. Dejamos que el bacalao enfríe dentro del agua de cocción.

Ahora es muy fácil retirarle la piel al pescado, que se separará sin ningún problema, al igual que las espinas.
El bacalao ya cocido puede congelarse, así que siempre podemos cocer más de lo que la receta necesita y congelarlo para lo próxima ocasión.

Preparamos una bechamel sencilla.
Para ello, calentamos una cucharada sopera de mantequilla a fuego lento.
Una vez derretida, añadimos dos cucharadas soperas de leche y mezclamos.
Vamos añadiendo poco a poco un vaso y medio de leche (preferiblemente tibia) removiendo constantemente para evitar que se creen demasiados grumos.
Agregamos una pizca de sal, pimienta y nuez moscada, y seguimos removiendo hasta que empiece a espesar.
Reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla. Pochamos en una sartén con aceite a fuego lento.
Pelamos y picamos el ajo, y lo añadimos a la cebolla.

Pelamos la zanahoria y la rallamos.
Podemos hacerlo sencillamente utilizando un cuchillo, como si quisiésemos pelarla, y cortando aquellos que nos queden demasiado gruesos.
Cuando la cebolla empiece a volverse transparente, añadimos la zanahoria y dejamos cocinar hasta que esté tierna.

Troceamos la miga de pan (o, en su defecto, pan de molde) y la remojamos en un poco de leche.
Troceamos también el bacalao.
Cuando la verdurita esté lista, añadimos la miga, el bacalao y un poco de perejil picado. Removemos para mezclar bien.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Cuando tanto la miga como el bacalao estén calientes y empiece a subir un hervor, añadimos casi toda la bechamel.
Removemos y probamos. Rectificamos de sal y pimienta.

Pasamos a una fuente para horno, y cubrimos con la bechamel restante.
Esparcimos queso rallado al gusto.

Horneamos durante aproximadamente 20 minutos.
Servimos calentito.

Preparation



First of all, we should remove the excess of salt from the cod.
We put it into a cold water bowl and keep in the fridge for at least 24 hours.
Change the water every 6-8 hours.

Drain the cod and put it into a pan with just enough water to cover it.
Cover the pan with its lead and let boil.
Lower the heat to make sure it only slightly boils for about 10 minutes.
Remove from heat and leave to cold down in the very same water.

Let's prepare a simple bechamel.
Melt a tablespoon of butter on a low heat and add two tablespoons of flour.
Add a cup and a half of milk, a bit at a time, stiring continously to avoid lumps.
Add a pinch of salt, pepper and nutmeg, and keep stiring until it starts to get thicker.
Reserve for later.

Peel and mince the onion. Cook it in a saucepan with oil on a very low heat.
Peel and mince the garlic, and add it to the saucepan.

Peel and grate the carrot.
Add it to the saucepan when the onion is turning transparent. Cook until tender.


Chop the bread crumb and soak in milk.
Strain the cod, remove the skin and chop.
When the veggies are ready, add the bread, the cod and some minced parsley. Stir.

Heat the oven at 200ºC.

Add almost all the bechamel to the saucepan, stiring.
Try it and add more salt or pepper if required.

Pour it into an oven-proof recipiente, and cover with the bechamel left.
Sprinkle some cheese.

Bake for about 20 minutes.
Serve hot.


Fuente | Source | Receitas práticas e temáticas #28

2 comentarios :

  1. Wow, me encanta. El bacalao me pirria y esta receta no la conocía. Con ese nombre creo que me acordaría de ella ¿quién no?

    El que has publicado después, bacalao con nata, si que lo he comido y cocinado y es tambiçen brutal :)

    Si sigues llenando con las recetas de bacalao me vas a tener aquí todos los días, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece que tocará publicar unas cuantas, porque en nuestra última visita a Portugal me compré un recetario específico de bacalao (¡y los portugueses sí que saben!) y hay unas cuantas que quiera probar a hacer a la de ya.
      Intentaré dosificar por eso de no morir de sobredosis de bacalao, jeje, pero seguro que un par de ellas caen antes de que acabe el año.

      Eliminar

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!