jueves, 29 de noviembre de 2012

Receta: Bacalhau com natas

Recipe: Cod with cream


Por fin vuelvo a actualizar el blog, que lo tenía totalmente abandonadito.
De puro torpe, porque mira que esguinzarme un tobillo tan tontamente...

En fin, que ya tenía ganas de volver a cocinar, y aprovechando que todavía me queda algo de este pescado vengo con otra receta portuguesa de bacalao.



Esta es mi receta de bacalao favorita, creo que la cremosidad de la nata le queda genial y la pido casi siempre que vamos de restaurante en Portugal.
Es la primera vez que la hago en casa, pero si la familia me deja hacerme cargo este año del menú de nochebuena sin dudarlo la incluiria.
Sí, sí, estoy haciendo planes con antelación, que no se diga que no soy previsora, jeje.


Ingredientes

  • 400g bacalao salado
  • 1 patata grande
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada sopera mantequilla
  • 1 cucharada sopera harina
  • 100ml leche
  • 200ml nata
  • 1 cucharada sopera pan rallado
  • 1 hoja de laurel
  • aceite, sal, pimienta

Ingredients

  • 400g salt cod
  • 1 large potato
  • 1 onion
  • 2 cloves of garlic
  • 1 tablespoon butter
  • 1 tablespoon flour
  • 100ml milk
  • 200ml cream
  • 1 tablespoon breadcrumbs
  • 1 bay leaf
  • oil, salt, pepper

Preparación


Las recetas portuguesas se prepaparan habitualmente con bacalao salado, que requiere ser desalado previamente así que hay que plantearse este tipo de platos con suficiente antelación.
Para eso lo introducimos en un recipiente con agua fría, que cambiaremos un par de veces a lo largo del proceso, y lo guardamos en el frigorífico.
El tiempo de desalado depende del tamaño de los trozos de bacalao. Si son lomos gruesos puede necesitar hasta 24 horas, pero para las recetas como esta que requieren trocear el bacalao muy menudo podemos utilizar trozos más pequeños (que además son normalmente más baratos) y se desalan en unas 8 horas. Tamaños intermedios requieren tiempos intermedios.

Para prepararlo, lo escurrimos y lo ponemos en una cazuela, llenándola de agua justo hasta el punto en el que cubra al pescado. Tapamos y calentamos a fuego medio.
Cuando empiece a hervir, reducimos el fuego para asegurarnos de que el hervor es siempre muy ligero, ya que de lo contrario se nos secará y puede incluso tomar un color oscuro.
Cocemos durante 10 minutos y retiramos la cazuela el fuego. Dejamos que el bacalao enfríe dentro del agua de cocción.

Ahora es muy fácil retirarle la piel al pescado, que se separará sin ningún problema, al igual que las espinas.
El bacalao ya cocido puede congelarse, así que siempre podemos cocer más de lo que la receta necesita y congelarlo para lo próxima ocasión.

Preparamos una bechamel con la nata.
Para ello, calentamos una cucharada sopera de mantequilla a fuego lento.
Una vez derretida, añadimos la harina, mezclamos y dejamos que se cocine un minutillo.
Vamos añadiendo poco a poco la leche (preferiblemente tibia) removiendo constantemente para evitar que se creen demasiados grumos, hasta que empiece a espesar.

Añadimos la nata, salpimentamos al gusto y removemos de vez en cuando hasta que adquiera una consistencia cremosa.
Retiramos del fuego y reservamos.

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén a fuego lento con un poco de aceite y la hoja de laurel.
Pelamos y picamos los dientes de ajo. Pelamos la patata y la rallamos, sí, con un rallador.
Cuando la cebolla esté pochadita, añadimos el ajo y la patata y dejamos que se cocine a fuego medio. Si es necesario, añadimos un poco más de aceite.

Precalentamos el horno a 200ºC.

Troceamos el bacalao.
Cuando las patatas empiecen a dorarse, lo añadimos y dejamos que se cocine un minutito todo junto.
Quitamos la hoja de laurel y añadimos algo más de la mitad de la bechamel, mezclando todo muy bien.
Retiramos del fuego.

Lo echamos en un recipiente apto para horno, repartiéndolo de manera uniforme.
Cubrimos con la bechamel restante y esparcimos el pan rallado por encima.

Horneamos durante unos 20 minutos.
Servimos bien calentito.

Preparation


First of all, we should remove the excess of salt from the cod.
We put it into a cold water bowl and keep in the fridge for at least 24 hours.
Change the water every 6-8 hours.


Drain the cod and put it into a pan with just enough water to cover it.
Cover the pan with its lead and let boil.
Lower the heat to make sure it only slightly boils for about 10 minutes.
Remove from heat and leave to cold down in the very same water.

Let's prepare a simple bechamel.
Melt the butter on a low heat and add the flour.
Cook for a minute and add the milk, a bit at a time, stiring continously to avoid lumps.
Add the cream and a pinch of salt and pepper, and keep stiring until it starts to get thicker.
Reserve for later.

Peel and chop the onion. Cook in a pan with oil and the bay leaf on a low heat until tender. 
Peel and chop the garlic. Peel and grate the potato. Add them to the pan and cook until the potato starts to brown.

Heat the oven at 200ºC.

Strain the cod, remove the skin and chop into pieces. Add it to the pan.
Add a bit more than half the bechamel and mix thoroughly.

Pour into an oven-proof recipient.
Cover with the rest of the bechamel and sprinkle breadcrumbs over it.
Bake for about 20 minutes. Serve hot.


Visto en  | Clássicos das cozinha portuguesa #21

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!