jueves, 11 de octubre de 2012

Rediseñando el blog

Aprovechando que he tenido algo más de tiempo libre, por fin he acometido una tarea que hace tiempo me estaba apeteciendo: personalizar el estilo de mi blog.

Hace ya unos meses que esta andadura dio sus primeros pasos y en ese momento me conformé con aplicar una de las plantillas prediseñadas que Blogger ofrece a sus usuarios, que como muchas de las otras herramientas que pone a su disposición no requiere más que un click para ponerse en marcha.

Hay que reconocer que era una plantilla muy buena, con un diseño sobrio pero hermoso y gran facilidad para adaptarse a las modificaciones realizadas en los widgets del blog (simpático nombre que reciben los añadidos funcionales como los que aparecen en el lateral).

Pero me apetecía tener un diseño personal, algo que tuviese un toque mío.
Así que partiendo de la plantilla dada, me puse manos a la obra, con muchas ganas de trastear y hacer mil pruebas.

Quería que tuviese un aire chocolatero, de ahí la gama de marrones.
Y opté por lo sencillo tanto en diseño como en formato. Porque me gusta ¡y porque me daba menos trabajo!

Sé que no es un diseño fantástico, ni espero que lo sea dedicándole tan solo un par de horas, pero esta es mi base para personalizar por completo el blog.
Seguro que toquetearé más cosillas en los próximos días, pero mientras tanto toca disfrutar de la siempre agradable sensación de haber terminado una tarea pendiente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!