domingo, 22 de abril de 2012

Receta: Pollo con anacardos y fideos

Al vivir en un sitio pequeño es normal que el supermercado no pueda ofrecer una gran variedad, y mucho menos productos raros o exóticos.
Por eso, al hacer la compra en una gran superficie suelo aprovechar para curiosear un poco por si puedo encontrar alguna cosilla que me llame la atención.

En esta ocasión me hice con unos fideos de arroz.
Los fideos de arroz me gustan mucho porque, a diferencia de las pastas hechas con trigo que consumimos aquí habitualmente, se cuecen en un periquete.

Así que me compré un paquete de fideos normales. Y con otros un tanto distintos.
Y es que la marca King Soba también comercializa varias variedades de fideos de arroz no tan clásicos.
Yo opté por los fideos de arroz, calabaza y gengibre. Aunque admito que no fueron los únicos que me tentaron.

Y esa es la presentación que tienen al abrirlos.

Nueve variedades tienen en total de este tipo de fideos, aunque según su página web comercializan otros fideos (estilo tailandés y ramen) a los que no he tenido ocasión de echarles el guante.

Así que decidí estrenarlos con un plato de pollo con anacardos, que es un fruto seco que siempre tengo a mano. Aunque la misma receta se puede hacer perfectamente con tallarines, o eliminándolos de la ecuación y optando por un acompañamiento a base de verduritas.




Ingredientes (para 2 personas)


  • 200g de pechuga de pollo
  • 50g de anacardos
  • 80g de fideos de arroz (u otros)
  • salsa de soja
  • aceite, sal, pimienta, perejil

Preparación


Limpiamos la pechuga de pollo, retirando la grasa que pueda haber en ella.
La cortamos en tiras. No importa si unas tiras nos salen más largas que otras, pero es recomendable que sean de un grosor similar para que unas no se hagan mucho más rápido que otras.
Le echamos un poco de sal, una pizca de pimienta negra molida, abundante perejil y una cucharada sopera de salsa de soja. Lo mezclamos todo bien y reservamos.

Picamos los anacardos y los molemos ligeramente en el mortero. Algunos se harán prácticamente harina y otros acabarán siendo trocitos pequeños; ese es el punto.
Los tostamos en una sartén caliente a fuego medio. Sin aceite, que no queremos freírlos.

Hervimos un poco de agua en una cazuela.
Introducimos los fideos de arroz, los dejamos un par de minutos (siguiendo las indicaciones que figuren en el envase) y los escurrimos.
Si utilizamos otro tipo de fideos o pasta muy probablemente tengamos que comenzar a preparalos con antelación.

Cuando los anacardos estén tostados, los retiramos por completo y los reservamos.
Echamos un chorrito de aceite en la sartén y vamos añadiendo las tiras de pollo poco a poco mientras las removemos constantemente.
Cuando comiencen a dorarse, añadimos los fideos y una cucharada de salsa de soja. Seguimos removiendo un par de minutos más mientras se mezcla.

Añadimos los anacardos, mezclamos bien y servimos inmediatamente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!