jueves, 15 de marzo de 2012

Recibiendo mi ropa

Y finalmente llegó la ropa que pedí.

Las cartas y los paquetes siempre despiertan en mí un punto de expectación. Especialmente si tienes que ir a recogerlos a la oficina de Correos.
Y, claro, volver a casa, abrir el paquete y probar la ropa fue todo uno.

La calidad de la ropa es correcta. Similar a la que te puedes encontrar en una tienda de moda con precios moderados (tipo Zara o H&M).
El color, quizás, lo más engañoso. Quizás sea culpa de mi configuración de pantalla, pero me imaginaba estas prendas en un tono ligeramente diferente. En cualquier caso, no es un problema.

Y algún detalle me lo imaginaba de otra forma, detallitos sin importancia, sí, pero me mosquea que no pueda volver a ver ahora las imágenes de las prendas que ya compré.
Para otra vez, guardo las imágenes en mi equipo y así me aseguro que lo puedo comprobar si lo deseo.

Además hay que admitir que el envío fue rápido. En pocos días tengo mi pedido en casa.

Conclusión:
En mi opinión, la relación calidad-precio de Kiabi es especialmente buena si, como he hecho yo en esta ocasión, aprovechas las ofertas.
Le echaré un vistazo de vez en cuando, porque con estos descuentos merece la pena comprarles alguna prenda de vez en cuando. Sobre todo aquellas que no me importa no poder probar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!