lunes, 19 de marzo de 2012

Receta: Tarta de chocolate y plátanos

El arte de la bollería fina y tartas clásicas.
Así se titulaba el libro de pastelería profesional que tuve el descaro de utilizar como referencia para esta receta, y si hay suerte para otras en el futuro.
Tiene muchas recetas interesantes, aunque la mayoría son demasiado complejas para una cocinerilla de segunda como yo, y las que son aceptablemente sencillas requieren útiles que no me puedo permitir, técnicas que desconozco e ingredientes que no tengo a mi alcance.
Así que con un poco de imaginación y alguna simplificación he optado por hacerme esta tarta para mi cumpleaños, con un punto frutal pero muy muy goloso.

Sí, me quedó un pelín deforme, pero no por eso estaba menos rica :)



Ingredientes

Para la crema de plátano:
  • 4 plátanos (mejor maduritos)
  • 60g de mantequilla
  • 60g de azúcar
  • 4 cucharadas de ron (opcional)
Para la mouse de chocolate:
  • 30g de azúcar
  • 2 yemas de huevo (L)
  • 250g de nata para montar
  • 100g de chocolate para postres

Preparación


Empezaremos por preparar la crema de plátano, que es de lo más sencillo.
Ponemos la mantequilla y el azúcar en una sartén a fuego lento y dejamos que se derrita.
Mientras tanto cortamos pelamos los plátanos y los cortamos en taquitos que vamos añadiendo a la sartén, para que se vaya rehogando lentamente hasta convertirse en casi una compota.
Cuando esté lista la retiramos del fuego y añadimos el ron para flamearlo. Lo más cómodo es poner un poquito de azúcar mojado en ron en una cucharilla y prenderle fuego; entonces acercamos la cucharilla a la sartén para que la llama se extienda por la superficie.
Dejamos enfriar a temperatura ambiente y reservamos.



Mientras se prepara la compota de plátano (que no necesita mucha vigilancia) podemos empezar a preparar el resto de la tarta.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Forramos el molde con la masa brisa (con su papel de horno). Colocamos otra capa de papel de horno y sobre él unos pesos (en mi caso, garbanzos que hacen siempre esta labor).
Y esperamos a que el horno esté caliente.

En un bol mezclamos el azúcar, las yemas de huevo y 50g de la nata. Muy muy bien mezcladito.
Luego ponemos una cazuela amplia con agua a calentar, en la que colocaremos nuestro bol al baño maría. Lo retiraremos cuando tenga una consistencia similar a la de unas natillas.

¿Está el horno ya caliente? Pues la masa adentro, a cocerse mientras preparamos el relleno.

Y ahora nos preocupamos del tema "chocolatil".
Fundimos el chocolate. Hay muchas formas de hacerlo; yo como es tan poquita cantidad opté por añadirle una cucharada de leche y llevarlo al microondas medio minutito, retirarlo y remover bien para que quede una pasta homogénea. (Y, si es necesario, siempre se puede repetir el proceso hasta que esté bien fundido.)



La nata que nos queda la batiremos para que se monte.
Añadiremos dos cucharadas de esa nata batida a nuestra crema de chocolate y la mezclaremos por completo. (No importa si se baja un poco.)
Y ahora toca mezclar todo, la nata con la crema de huevo y la de chocolate. Lo mejor es irlo añadiendo todo lentamente, de forma suave y con movimientos envolventes, para que quede con una consistencia lo más esponjosa posible.

Con un poco de suerte, ya está nuestra masa lista. Y si no, aprovechamos para recoger un poco, que a estas alturas ya tiene una la cocina hecha un desastre xD

Ahora la parte sencilla:
Rellenamos la masa con la compota de plátano. Alisamos. Seguimos rellenando con la mousse de chocolate. Alisamos.
Y la dejamos enfriar en la nevera durante unas horas.

En esta ocasión no tuve mucho tiempo, pero para la próxima vez pienso decorarla con unas virutillas de chocolate.
Y tener más cuidado con la cocción de la masa, que me quedó un pelín amorfa xD

Tiempo de preparación:
Esta es una receta para hacer con calma y además requiere algo de refrigerio, así que lo ideal es hacerla el día anterior.


¡Que aproveche!


Fuente | Source | El arte de la bollería fina y las tartas clásicas

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!