martes, 20 de marzo de 2012

Receta: Guiso de calabaza y pollo

Me gustan los libros de recetas pequeños.
Tengo un libro de recetas enorme, al que siempre llamo El libro gordo de Petete, con el que ya mi madre se inició en esto de las cocina. Pero esos libros son imposibles de hojear: necesitas ir a tiro fijo buscando una receta.
Por eso me gustan los pequeños, que me permiten echar un vistazo a todas las recetas que traen y seleccionar las que más me gustan.
Y si además vienen bien ilustrados y a un módico precio, son una tentación difícil de resistir.
Por eso me compré el titulado Cocina rápida, de la editorial NGV, cuando vi esta colección en el hipermercado.

La receta que figura en dicho libro es de filetes de pollo rellenos de verduras, pero personalmente preferí variarlo para que me valiese como plato único sin necesidad de preparar un acompañamiento.
Y como hay que aprovechar lo que hay en casa, muté los ingredientes un poquito.


El pollo añade un toque a un plato eminentemente vegetal.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 1 pechuga de pollo
  • 200g de calabaza
  • 1 zanahoria grande
  • 1 rama de apio (opcional)
  • 1/2 vaso de leche (o nata)
  • 1 chalota (o un trocito de cebolla)
  • 1 diente de ajo
  • caldo de verduras (casero o en pastilla)
  • curry
  • salsa de soja

Preparación

Para comenzar, pelamos y picamos la chalota y el ajo, que pondremos en una sartén con un poquito de aceite a fuego lento.
Acto seguido, pelamos y cortamos en dados la zanahoria, la calabaza y la rama de apio para añadirlas inmediatamente.
Rehogamos todo durante unos cinco minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.
Luego añadimos una cucharada de curry y otra de salsa de soja, removemos bien, dejamos medio minuto más y retiramos.

Por otro lado, troceamos también el pollo en dados y los freímos en otra sartén con un poquito de aceite hasta que se hagan por fuera. Por supuesto, el tiempo dependierá de lo pequeños que sean nuestros dados.
Cuando estén hechos, los retiramos del fuego y añadimos a la sartén el vaso de leche y 1/4 de pastilla de caldo de verduras. Si tenemos caldito casero, mejor que mejor, pero sustituímos la leche por nata para que la mezcla sea más espesa y añadimos sal.
Lleavamos a ebullición y dejamos reducir.

Cuando la salsa de leche se haya reducido a aproximadamente la mitad, añadimos las verduritas y los trocitos de pollo.
Lo dejamos unos cinco minutitos en la sartén y servimos.

Tiempo de preparación: menos de media hora

Variantes

Lo dicho, esta receta es una variante de otra en la que utilizaban pimientos y calabacín. Cualquier otro vegetal que nos guste rehogadito puede ser un buena variación.
También podemos utilizar miel en lugar de salsa de soja, para darle un punto aún más dulce, sobre todo si elegimos verduritas que no lo sean tanto.

¡Que aproveche!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!