miércoles, 14 de marzo de 2012

Nueva tetera

El otro día se rompió mi tetera.

Todo un drama, porque cada vez me cuesta más encontrarle el gusto a los tés que vienen en sobrecitos individuales.
Es curioso, porque el resto de infusiones no me disgustan en ese formato. Lo mismo una menta que una mezcla frutal, raro es que tengan un sabor que me desagraden.
Pero lo que es el té, me suele parecer o bien de una calidad bastante discutible o bien excesivamente caro para 20 sobrecitos.

Así que ultimamente he comprado té a granel en Mistelánea. En una tienda física, eso sí, porque me gusta poder oler los tés. ¿Será una rareza mía?
Aunque ahora que ya he probado algunos que me gustan, quizás me anime a hacer algún pedido a través de la web...

Pero sin tetera no había plan, así que no me quedó otra más que comprar una nueva.
Y la quería lo más parecida a la que ya tenía, porque estaba muy contenta con ella. Así que ahora tengo otra tetera de émbolo. Cafetera de émbolo que dirán los que se dedican a bebidas excitantes de otra raza.

Sencilla. Práctica. Me encanta mi nueva tetera.


No podía tardar en estrenarla, claro que no, que ya me estaba apeteciendo una bebida calentita.
Mmm.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Me hace un montón de ilusión que me dejéis un comentario en mi pequeño blog!

Si os gusta lo que veis, si os animáis a probar alguna de mis recetas, o si se os ocurre alguna sugerencia sobre como puedo mejorarlas o de otras parecidas que me puedan apetecer, ¡me encantaría saberlo!