miércoles, 30 de agosto de 2017

Las vacaciones pasan factura

Las vacaciones se acaban, y es el momento de volver a casa, de volver a la rutina (más o menos). Y de volver a subirnos a la báscula.
¡HORROR! ¿PESO TODO ESTO?
¿Pero quién me mandaría a mí? Si ya sabía que había ganado mucho peso, mira que tengo ganas de fustigarme cifrándolo en una cantidad.



Pues sí, en estas vacaciones he engordado mucho. Muchísimo. Más de 6 kilos.

Es algo cíclico, cuando por fin consigo estar más o menos a gusto con mi peso, nos vamos de vacaciones y vuelvo a engordar.
Pero es que esta vez es una barbaridad.

Me declaro culpable. Culpable de avalanzarme sobre las numerosas viandas que se nos han ofrecido. De no saber decir que no a golosina alguna que se cruza en mi camino. De haber optado en cada ocasión por lo más palatable aunque sea menos saludable. De escudarme y excusarme por "estamos de vacaciones" y "total por una vez no pasa nada".

Así que por un lado me alegro de que se hayan acabado las vacaciones.
Volvemos a nuestra casa, donde intentamos mantener las tentaciones a raya, donde el café no se acompaña ni de churros ni de croissants, donde no hay helados en el congelador, donde los yogures son naturales... porque si en casa no hay tentaciones es más fácil tener fuerza de voluntad.

Y así, poco a poco, deshacernos de los malditos kilos que se nos han acumulado tan tontamente este verano.
Pero temiendo ya que las vacaciones de invierno sean un poco más de lo mismo.
¡Que la fuerza me acompañe!

jueves, 22 de junio de 2017

Receta: Té frío (por maceración)

Con este calorazo, que bien sienta tener una bebida fresquita esperándote al llegar a casa.
Así que mi consumo de té se dispara. Claro, es que en mi nevera hay siempre una jarra de esta bebida fría esperándome.



Hace unos años me compré esta jarra con infusor, que padece el mismo mal que mis pantalones cortos: se pasa meses y meses olvidada en un altillo de un armario.
Pero cuando llega el calor me acuerdo de unos y de otros, y nos hacemos inseparables de nuevo... por una temporada.

Y es que la uso solo para una cosa: para hacer té frío.
En invierno me preparo solo una taza de té, no tiene sentido usar una jarra de un litro, pero ahora en verano me resulta mucho más cómodo dejar preparada bastante cantidad macerando toda la noche.

Sí, he dicho macerando. Porque el agua de esta infusión no llego a calentarla en ningún momento.
Nada de hervir agua, para luego esperar a que se enfríe o aguar la infusión a base de hielos, ni complicarse haciendo hielos de té y yo qué sé cuantos inventos.
Con agua fría y tiempo se prepara una infusión igualmente deliciosa... pero más fresquita.

domingo, 29 de enero de 2017

Receta: Pechuga de pollo con salsa de curry

Es hasta curioso que haya tantas y tantas recetas típicas de mi cocina (por fáciles, por rápidas, por socorridas) que no forman parte de mi blog.
¿Será justamente porque son tan sencillas que nunca me he complicado en ponerlas por escrito?
Quizás.
Pero por ese mismo motivo digo yo que habrá que reivindicarlas con más razón.

Así que aquí traigo una de esas recetas, que casi todos los meses acaba tocando tomar algún día porque además de ser rápida siempre tengo a mano todos los ingredientes.


Lo único un poco exótico sería el curry, pero a mí me gusta mucho y siempre hay un bote en casa (o bien de curry o bien simplemente de cúrcuma), así que cero complicaciones.

Y además es perfecta para preparar con antelación y luego dar un golpe de calor en el último momento.
Así que no hay excusas para no prepararla los días en los que llevo más prisa.

jueves, 19 de enero de 2017

Menú semanal

Uno de los blogs que he comenzado a seguir con mucho interés es Pan, uvas y queso.
Me gusta mucho su estilo porque no se complica demasiado con lo estrictamente estético del blog (hay fotos muy vistosas pero sin pretensiones fotográficas, en las que ves la comida que presenta y no todo un complicado montaje decorativo a su alrededor) pero sobre todo porque tiene recetas deliciosas, simples y con ingredientes que todos podemos encontrar facilmente.

Pues Alicia publica de vez en cuando un menú semanal en el que comparte algo más que recetas, también la organización de las comidas de su casa.
Me ha parecido una idea genial, ¡así que se la he copiado!





Este ha sido nuestro menú de la semana que ya toca a su fin.
Y, curiosamente, ahora que me pongo a la tarea de enlazar a las recetas es cuando me percato de que justamente los platos más típicos en nuestra casa, los que hago con frecuencia, nunca han sido publicados en el blog.
¡Me lo apunto como deberes!